Reckitt, cabeza en Brasil

Buena parte de la meta que se puso por delante de la británica Reckitt Benckiser en pos de crecer de 44% a 50% la participación en los mercados emergentes para 2015 estará sobre las espaldas del brasileño Roberto Funari, según lo detalla el diario Valor EconómicoVer artículo.

Dicho ejecutivo asumió en febrero pasado la vice-presidencia para América Latina, Asia-Pacífico de la empresa, lo que incluye Brasil, India y la China. Es decir, tres de los cuatro Bric.

También hay un cambio significativo en la reconfiguración del grupo. Este año, la filial brasileña, la décima del mundo, pasó a ser la base de operaciones para América Latina, cuando antes la headquarter regional se ubicaba en Miami.

En la entrevista realizada por la periodista Luciana Marinelli el ejecutivo no eludió respuestas relativas a la desaceleración económica brasileña y a la depreciación de monedas asiáticas, entre otros aspectos conyunturales que están declinando el entusiasmo de analistas e inversores en los mercados emergentes.

La compañía ve a los próximos anos como un “momento único” para los fabricantes de bienes de consumo.

Funari se basa en una investigación de Mckinsey, en la que se destaca que de 2010 a 2025, el consumo en los países emergentes ascenderá de u$s 12 trillones a u$s 30 trillones.

Además de ese foco, otra gran meta es la de aumentar la participación del portafolio de higiene y limpieza para la compañía, que pasaría del 67% al 72% durante el mismo período.

Asimismo, Reckitt que es muy conocida en Brasil por sus productos de limpieza, en los últimos años está invirtiendo fuertemente en su unidad de salud, con adquisiciones en el rubro de vitaminas y medicinas OTC.

Es justamente ésta, el área en la que más crece a nivel internacional a tasas de alrededor del 30%. y Funari resalta un dato que llama la atención sobre todo en Argentina, donde Reckitt tiene una incipiente y acotada presencia en el mercado OTC.

“Somos la séptima empresa de OTC en el mundo“, afirma Funari.

En este contexto, el objetivo de la compañía es estar entre las cinco mayores empresas de medicamentos OTC en Brasil, en los próximos cinco años.

Este espacio, Reckit Benckiser tendrá que disputárselo a la brasileña Hypermarcas y a las globales Sanofi, Bayer y Pfizer, que son quienes ocupan los primeros escalones en materia de medicamentos de venta libre.

Hasta este año, el portafolio de la multinacional inglesa en este segmento incluía apenas al antiácido Gaviscon y al bucofaríngeo Strepsils.

Pero un acuerdo por u$s 482 millones firmado en mayo pasado con Bristol-Myers Squibb, amplió exponencialmente la cartera de distribución. En Brasil, el contrato significa el derecho de vender el antigripal Naldecon, la pomada para quemaduras Dermodex y el antiflatulento Luftal.

 ilustraarticulo